domingo, 22 de noviembre de 2009

Kings of Convenience en Oslo... y la felicidad

Y por fin había llegado el día! :D El viernes pasado Kings of Convenience se presentaban en Oslo. Yo, como soy tan devota y buena fan llegué tempranito. De hecho les pedí a mis jefas en el trabajo que me dieran el turno de la mañana (empezaba a las 06:45) para poder ir a Oslo lo más temprano posible, y yo ya veía que al llegar ya iba a haber una fila de medio kilómetro de largo, pero no. Como tengo un pololo (novio) tan pollo, tuve que ir sola, porque al lindura no le gusta el dúo y se pone horriblemente celoso de Erlend Øye, pero mejor así, porque al final él se lo pierde y por otro lado tenía la libertad de hacer lo que quisiera... más o menos.

En fin, ahi estuve sola parada al rededor de una hora, cuando Macarena me llama y nos ponemos a conversar largo y tendido, porque cuando ella me llama nos colgamos al teléfono. De repente me estaba dando vueltas, comentando con Macarena que en Bergen hubo temporal que no sé que con la lluvia en Houston, "Va a hacer mucho frío en Houston cuando viajemos?" y me doy vuelta y...


AAAAAALEEEEELUUUUYAAAAAAA!


"MACARENA! Erlend Øye! es Erlend Øye! te tengo que cortar, llámame más rato, chao!" y sin saber si Macarena me entendió algo de lo que le balbuceé, le corté y me quedé mirando como imbécil a Erlend (Además de que me sentía como una imbécil, ahi, solísima, esperando a que abrieran) De verdad que sentía que la canción de la victoria estaba tocando o algo así y veía que salían luces del cuerpo de Erlend. Él estaba hablando de alguna cosa importante con quien parecía ser su papá. Y yo pensando en sacar la cámara y paparazearlo pero peferí guardar la compostura y no fuera que Erlend se enojara. De repente cuando me doy vuelta veo a Eirik atrás, y me sentí la más suertuda del universo! Y ¿qué hacía? se estaba yendo e iba a cruzar la calle cuando me dije: "Ya, es ahora o nunca culiá, si te pierdes esta oportunidad, te la pierdes no más" y me fui corriendo como una ridícula detrás de Erlend y le dije... EJEM:

YO: Disculpa si molesto, pero ¿Te puedo pedir un autógrafo?
Erlend suspira hondo y me dice con cara de "No quiero, pero debo" : ¿Un autografo?... Aaay... bueno ya...
Yo sentía que me enterraban un zable en el estómago y pensaba que Erlend había perdido una fan.
YO: Si es mucha la molestia, no importa (las caras de cordero vienen bien con este tipo de frases)
Erlend: Es que de verdad tenemos poco tiempo y tenemos que ir a comer primero. Te daré un autógrafo después del concierto.
YO: Pero me voy a acordar del autógrafo.
Erlend: *Risas*
YO: A todo esto, quería saber si te llegó mi regalo.
Erlend, quien estaba listísimo para marcharse se da vuelta y me cambia la cara y por fin me sonríe: Así que tú eras la que me llevó una botella con licor chileno? Estaba muy bueno.
(Ni siquiera tuve que decirle qué regalo era :D )
La felicidad no cabía dentro de mí.
YO: Tienes que combinarlo con jugo de limón :P y... emmmm... eso... bueno... que estés bien *balbuceos* bueno, chao.




No sé qué cara tenía yo, pero no era una cara de mucha inteligencia, creo, porque estaba nerviosa, demasiado nerviosa y demasiado sola.



Y bueno, a eso una seguidilla de llamadas contándole a quien pudiera que me había topado con Erlend.



Y ya a eso de las 19:30, a media hora de que abrieran, empezó a formarse la fila y yo tratando de meter conversa a quién fuera. De repente me doy cuenta que estoy en la fila equivocada, que era para la gente que había imprimido la entrada y yo tenía una entrada común y corriente. Así que me fui a la otra fila... Donde sólo estaba yo y un tipo atrás mio. Y este tipo que también estaba solo me empezó a hablar e hicimos buenas migas y nunca falta un parche para un descocido vieron? Así que durante el concierto nos sentamos juntos, conversamos harto. Se llamaba Alexander y era mitad alemán. ¿Por qué cresta cuando estás totalmente enamorada y sin intenciones de mirar para el lado conoces a cuanto hombre atractivo exista? en fin, cuento aparte.



¿Y el concierto? Para qué hablar... estuvo fantástico. Empezando el dúo, solos con sus dos guitarras, tocaron temas de su disco nuevo y de los anteriores, Mrs. Cold, Homestick entre otros. Eirik bromeando y diciendo que Bergen debería ser la capital y alguien por ahí gritando "Viva Suecia" y Erlend mirándole con cara de odios. Luego se unieron sus músicos (quien toca el violín y quien toca los bajos) y con ellos tocaron Boat Behind, Toxic Girl, I'd rather dance with you y hasta un extracto de una de las canciones de Kiss metieron entremedio. Estos tipos saben como meterse al público al bolsillo y tener a más de 800 personas rendidas a sus pies. Todo lo pueden, de hecho, yo había comentado lo rídiculo que era tener espacio para estar de pie durante el concierto y que no se hayan puesto butacas, porque el tipo de música que KoC tiene es tan como para relajarse, sentarse y disfrutar, pero soy una hereje porque estos tipos lograron hacer bailar al público, con violines, guitarras, contrabajo y piano ¡Lo lograron!. Erlend se tiró arriba del público y todo. Son de otro universo creo yo. Para concluir el concierto con un "Get up stand up..." de Bob Marley . Es imposible no amarlos.







Un video (no lo tomé yo) para que vean lo que se perdieron :P



Aunque el concierto estuvo medio arruinado para mí porque yo estaba casi esperando a que terminara. Estaba tan nerviosa y tratando de idear un plan para ir a cobrar mi autógrafo.


Cuando terminó el concierto, Alexander me comenta que no está ni ahí con esperar a que Erlend y Eirik salieran y que se iba a carretear "un gusto, hablamos, chao". De nuevo sola. A pesar de que me sentía tremendamente ridícula, no me quise mover. La gente empezó a irse y ya iban quedando pocas personas en el local. Cuando escuché que cantaban el cumpleaños feliz en noruego me acerqué al bar y veo a Erlend con sus amigos y algunos fans.






Me colé entremedio y traté de meterle conversa a un par de noruegas que también andaban detrás de algún autógrafo. Les pedí que me sacaran una foto con Erlend cuando tuvieramos la oportunidad de hablarle. Erlend sólo se tomaba su tiempo, dando vueltas de un lado a otro. Me tenía expectante mirandole con cara de idiota. Se tomó como mil fotos abrazado de unas chiquillas, haciéndose el lindo y dejándose querer. Por fin lo soltaron y vengo yo, con mi cd y un lápiz, y sin decirle nada le estiro los brazos y le pongo cara de: "Por favor?" Erlend sólo me mira y después me dice: Aaaaah tú de nuevo. Me firmó la carátula con un garabato extraño y como el lápiz no le escribía terminó rayándome toda la carátula, tan menso, como si yo quisiera una carátula rayada entera. Le pedí una foto que salió horrible, porque salí con los ojos medio cerrados y con papada doble, gracias a Dios que se inventó Photoshop. "Así que de cumpleaños? cuántos cumples?" le dije, "34 años" me dijo y yo le iba a decir: "aaah mish, fíjate que..." cuando ya me había dado la espalda y se puso a conversar con alguien más.

"The moment conversation ends she's gone... again"



En fins, la cosa es que la noruegas se fueron y adivinen qué... me quedé sola de nuevo. Salí a esperar a mi papá. Lo llamé 5 veces y me decía: "no hija, si ya vengo ya vengo" y yo moría de frío afuera, asi que le pedí al guardia que me abriera por favor o me congelaba. Me dejó entrar y en lo que esperaba adentro (o sea, un año) vi a Eirik tratando de abrir la puerta, y yo haciéndole una seña de que no era esa puerta, era la otra de al lado. Le iba a pedir foto y autógrafo también pero lo vi hablando por teléfono y como que nada que ver, cierto?



A los pocos minutos aparece Erlend canturreando y lo quedo mirando, asi como quien se queda mirando a alguien a quien admira, no? Erlend como que cree que le voy a decir algo, no sé, pero como que también me queda mirando y como que para. Bueno, cómo me iba a quedar sin decirle las últimas palabras que en mi vida de voy a decir:

"Erlend, felicidades por tu cumpleaños y por el concierto, gracias por la experiencia, fue todo maravilloso, me sentía como una idiota, sentía como el corazón casi se me salía, pero fue todo maravilloso, eso todo maravilloso"

y Erlend me mira con cara de ternura y me dice:

"Bueno, creo que me tengo que ir porque estoy muy cansado y me siento mal"

yo le iba a decir chao pero se fue por la puerta sin más :/
(se habrá asustado porque creyó que yo estaba esperándolo a él en la puerta porque quería hacerle una movida para llevármelo a la cama? xD eso hubiese sido lo más vergonzoso que me pudiese pasar en toda mi vida.)


Y fue cuando me sentí como la peor imbécil del universo.

P.s. Pero sigo insistiendo que el concierto estuvo maravilloso.

9 comentarios:

Päblo dijo...

El video! Know-How! me encanta esa canción, la tengo en el cel y todo, me acuerdo de ti =) q la cantabas un dia en la plaza frente a mi casa en SF xDD

Yo creo que se fue rapido porque intuyo que si se quedaba tu Fritzl interior cobraria fuerzas y Hade bra libertad, Hei hei sotano xD jaja

Snipe dijo...

Apuesto a que le contaste a tu novio y no le cabía la cara falsa de preocupación. xDD

Camii dijo...

Juaaaa..demasiado wenooo ! (Y) Me encantoo lo qe escribiste..
Saludos !

Macarena Henriksdatter dijo...

recien vengo a comentar, entera irresponsable! bueno... creo que todos los comentarios ya te los hice por msn o por telefono :P asi que qué mas decir...

me habria gustado haberte acompañado, me imagino que estabai igual de tiritona que cuando tocaste el timbre de erleeeeend jajajaja con cara de desmayo, yo creo que se fue rapido porque sabia que si se quedaba iba a caer en tus insistentes garras :P

besos

Lex Hoffmann dijo...

:O
escribo sólo porque Erlend está en Chile y el martes toca (el jueves me lo encontré en un bar en Bellavista); me gustó la entrada, todos nos hemos sentido así alguna vez.

Suerte por allá =P

Cristian dijo...

El Cochino Andaba con la misma ropa en chile jajaja, saludos y actualiza tu blog =) !!!!

Kennedy dijo...

Erlend es sencillamente la cosita mas linda de este mundo...

Lula dijo...

jajja.. vaya experiencia, pero lindo que la cuentes.

Liselotte dijo...

QUEEEE!
Que genial que lo hayas conocido :D
Lo único que no me gustó fue que fuera así tan cortado, no se si es algo de los nórdicos en general (he estado en Finlandia, son gente extraña, al menos para una venezolana como yo jajaja). O sea, después de todo ese discurso que le diste el únicamente te responde con "Bueno, me iré a dormir!"... WTF? jajaja
Aun así tu experiencia pareció ser muy chévere :)
Buen blog, seguiré leyendo si decides continuar escribiendo!