domingo, 21 de octubre de 2012

Viaje a Japón en fotos.


Estuvimos dos semanas en Japón y hace algo más de dos meses que volvimos. No habia tenido tiempo de escribir porque he empezado a trabajar y con eso la energia se me va, pero ya acostumbrandose al ritmo me dí tiempo.

Al final decidí hacer esta entrada, resumiendo nuestras vacaciones, ya que nunca me dieron ganas de escribir mucho. Y con fotos. Inundados de fotos, al final eso es lo interesante.

Mi corazón latiendo...




¡Volando por fin hacia Tokyo!

Estuvimos la mitad del tiempo en Tokyo y la otra mitad en Kyoto. Estando en Kyoto también pasamos a Nara. No nos costó nada movernos ni comunicarnos. Tokyo es de verdad una ciudad super lógica, donde todo está bien señalizado y la comunicación es bastante fluída. Eso sí, anduvimos mucho a pie, porque nos pareció más fácil y daba para conocer más.

Mi billete de tren desde Narita a Shibuya

Nada que decir del Narita Express, impecable.
Esta foto es de cuando llegamos al hotel el primer día en Tokyo. Nos habíamos perdido y estabamos cansados. Había estado 30 horas sin dormir y me tiré arriba de la cama sin estirar. Cansancios.


Para llegar a Kyoto tomamos el Shinkansen. Para movernos en Kyoto usamos bus y taxi. Bus porque lo recomendaban en las páginas turísticas, taxi, porque... nos perdimos una vez y somos flojos.

Resumiendo:

1.- Me llevé una (muy) agradable sorpresa con los precios. Con esto de que Tokyo es la ciudad más cara del mundo y la cacha de la espada, pensé que apenas me iba a alcanzar con lo que llevaba, pero me sobró ¡Me sobró dinero! :D. La comida era lo mejor de todo el asunto, se podía comer muy decentemente por un tercio del precio que se pagaría en Noruega. Los hoteles muy limpios y cómodos. Nos tocó uno sólo en Akihabara que a lo mejor no estaba al mismo nivel, pero los precios de los hoteles también estaban mejor que acá. ¡Se puede alojar por la mitad del precio de lo que se pagaría en Noruega! Bueno, pasa que, al vivir en Noruega por tanto tiempo, ningún país es más caro, ¡nunca!. No voy a decir que Japón es barato, porque a los estándares de otros países (Chile por ejemplo) es bien caro, pero a los estándares de acá es más barato... entre un 50% y un 10% más barato, me atrevería a decir, dependiendo de lo que se compre, por supuesto.

2.- ¡La comida! ¡Díosmio! TODO sabía bien. Y la comida típica... nomnomnomnom. Recomiendo comer horumon en Ebisu.

3.- Hacía mucho calor, pero no importa, porque el aire acondicionado funcionaba bien en todos lados y las maquinas expendedoras de bebida nos mantenía hidratados.

Salvavidas.


Teníamos una tienda Don Quijote que abría a las 5.00 AM y cerraba a las 3.00. Esto era lo que vendian (entre otras cosas menos interesantes, wajaja)

Vuélvete loca.


Pestañas postizas


4.- Hubiese ahorrado por lo menos 6700 yenes si no hubiese comprado el Japan Rail Pass. Lo recomendaría, pero nosotros estuvimos alojando en hoteles en el centro, nos salía mejor caminar o tomar el tren a veces.

5.- Conocimos gente muy simpática. Aquí les tengo una historia: El día que llegamos a Kyoto se me ocurrió salir a pasear. Tenía ganas de ir al districto de las Geishas. Como recién habíamos llegado, no teníamos idea a donde ir a preguntar o calquier cosa, así que pasamos al metro a ver si tenían mapas. Pasamos a la información del metro y aunque no hablaban nada de inglés se desvivieron por tratar de ayudarnos y explicarnos. Nos pasaron un mapa en japonés y les dimos las gracias, pero no habíamos entendido nada. Alexander, no quería preguntarle a nadie (hombres!) y nos quedamos mirando el mapa. Lo dabamos vuelta lo doblábamos y desdoblábamos pero nunca entendimos a donde estábamos. En eso se nos acerca un caballero que nos pregunta si necesitabamos ayuda. El caballero hablaba poco inglés, pero se hacía entender. Después de hacer bien claro que el nunca había contratado a una geisha porque eso lo hacían los millonarios y él no era un millonario, nos dijo que nos podía mostrar el distrito, que no quedaba tan lejos de ahí y que él tenía un poco de tiempo que matar porque tenía que juntarse con alguien en dos horas más o algo así.

Nos llevó por Gion, y nos mostró las casas de las Maiko y de las Geishas. Yo le pregunté por el festival de Obon del Daimonji que se iba a celebrar el 16 de Agosto, que donde uno podía ir para alcanzar a verlo y me dice que él tiene una oficina en el 6to piso de un edificio y que si queremos podemos ir a su oficina porque ahí se iban a juntar con los colegas y algunos amigos. A todo esto, en Kyoto hay muy pocos edificios altos, porque se ha tratado de preservar la apariencia más tradicional de Kyoto y se ha evitado que "se convierta en Tokyo". Obvio que aceptamos.


¿Alguien sabe qué dice ahí?

Nuestro amigo mostrándonos los nombres de las Maiko-san
Por las calles de Gion en Kyoto
...y sus callejones...



Nuestro amigo guíandonos por Gion



Se veía mucha gente joven vestidos en kimonos y yukatas.



Un teatro tradicional en Kyoto

Información del teatro
¡Jajajaja!

Un monumento.

Y ahí dando vueltas por Gion se me ocurre preguntarle a nuestro amigo si sabía de algún restaurante donde se podía comer carne de Kobe a lo que me dice "pero si yo voy a ir a comer a un restaurante donde sirven carne de Kobe más rato, si quieren pueden ir conmigo" y nosotros nos quedamos mirando entre nosotros con cara de "¿yiaaa? ¿no será mucha nuestra patudez?" Pero nuestro amigo nos insistió y llamó por teléfono y todo y dijo que todo estaba listo. (Debería haberle preguntado si no sabía donde podía encontrarme un millón de yenes wajaja... nah)

Después de un par de horas, llegamos al restaurante. Era una casona estilo japonés tradicional, con piso de tatami y puertas corredizas... ese estilo. Los "meseros" andaban vestidos con yukatas y nos dirijieron a nuestra mesa, que enrealidad era una habitación con una mesa larga, que quedaba uno sentado a nivel del suelo, y esta mesa tenía parrillas en el medio.


A la mesa ya estaban sentadas las dos hijas, las dos nietas y la señora de nuestro nuevo amigo. Nos saludaron muy amablemente y nos invitaron a sentarnos. Después nos enteramos que la ocación especial se debía a que la señora de nuestro amigo japonés, cumplía 60 años y estaban celebrando.

¡Nos sirvieron tanta comida! En serio, deben de haber sido 12 platos. Cada vez que el mesero iba a entrar a la pieza para servirnos algo, se arrodillaba, corría la puerta, saludaba y hacía una reverencia, y se llevaba las bandejas a la mesa... en ese orden.

Comimos lengua, pulmón, carne de Kobe y cuanta cosa más...


Muy linda experienca... una auténtica experiencia de Japón, algo que hasta ese momento había echado un poco de menos.

El día 16 también conocimos gente interesante, cuando fuimos a ver el Daijmonji. Historia larga corta: Alexander se puso a conversar con un caballero que al final resultó ser el fundador de una empresa multimillonaria que fabrica chips, para, entre otras cosas, consolas de videojuegos. Se despidió con un apretón de manos de Alexander y le dijo antes de irse que cuando volvieramos a Japón lo llamáramos para juntarnos... él nos iba a sacar a pasear.

En el techo del edificio viendo en Daimonji




El borde del río en Kyoto.



Kyoto = Tradicional + moderno.

Kyoto de noche





En el templo del Ryoan-ji



Jardín de piedras

Pabellón de Oro.



Una de las mejores cosas de Japón: Horumon. Esto es lengua, 100 % recomendado.

Aquí había que asar la propia comida.



6.- En nuestro penúltimo día en Japón nos perdimos dando vueltas en Akihabara y Nihonbashi. Como dije, Tokyo es una ciudad tremendamente lógica, pero me dio la impresión de que Akihabara es la excepción, porque era bastante caótica. Perdimos 4 horas de nuestro valioso último tiempo en Japón :(


Más fotos de los primeros días:



Carreteando en WOMB en Tokyo.

El cruce de Shibuya




El bus de Hachiko



El arjetreo típico de Shibuya



Takeshita Dori

Crepes en Takeshita Dori!

Este era de Akihabara

Akihabara, ciudad electrónica. Un "poco" sobrevalorado encontré yo.
Akihabara

Las calles aledañas al primer hotel en donde nos alojamos. Lo que más me llamó la atención fue lo seguro que se sentía caminar por ahí.

Restaurante de pez globo.

Tokyo es otra cosa de noche

Apreciando el cruce de Shibuya de noche.


También encontramos el restaurante de Resident Evil por casualidad...
...y decidimos probarlo...
Los precios eran acordes a cualquier otro restaurante temático (ligeramente más barato) La comida estaba hum... bien, pero por el precio, bastante reguleque. 

En Japón me encontré mucha comida hecha con mango. Aquí, una hamburguesa con mango. 

A la entrada de Meiji jingu
Meiji Jingu en Harajuku, súper fácil de llegar. A unos metros de la estación de Harajuku.







Como dije, también estuvimos en Nara. En la info turística decía que demoraba 30 min. en tren a Nara, desde Kyoto. Nos demoramos 2 horas y media en tren normal y 1 hora 15 min en tren express. Al menos valió la pena. 


Los ciervos semisalvajes del parque del templo







¿Un besito?

A la entrada del templo donde está el Buda gigante de Nara, estaba este guardián. La foto no le hace justicia, de verdad que era enorme.






El Buda gigante de Nara


Me da una nostalgia tremenda cuando pienso en Japón. Era el sueño de mi vida y lo había postpuesto un par de veces ya. Ahora tengo tantas ganas de volver. Es como si estuviera perdidamente enamorada.

El plan es volver algún día. A lo mejor hablando un poco de japonés :D 

Si alguien quiere viajar a Japón, no lo piense dos veces, lo recomiendo 100%... y por el idioma o la comida o las costumbres raras, no se preocupen, nosotros igual habíamos leído sobre Japón y teníamos cierta idea a qué ibámos, así no se hace tan complicado, y por el idioma, no hay de qué preocuparse, los japoneses siempre, siempre están dispuestos a ayudar, al menos esa fue la impresión que me dio a mí.



4 comentarios:

Lily dijo...

Me he quedado sorprendida...

Japón es hermoso!!!!

Me emocioné mucho con el restaurante de Resident Evil, nomas iría a comer ahí para saciar mis fanáticos ánimos jejeje

Las crepas se veían deliciosas!!! creo que al menos por la comida no sufriría :)

Gracias por las fotos y que bueno que hayas cumplido tu sueño de viajar a Japón :)

¿Cómo te ha ido en el trabajo?

Saludos!

Liv dijo...

¡Hola!
Que gusto leer tu entrada, justo acabo de llegar de Japón esta semana y estoy a punto de escribir una entrada parecida!

También me enamore y quiero volver hablando japonés jojo. Te mando muchos saludos.

Liza

Rodrigo García dijo...

Padrísimo! Me encantaron tus fotos! Que tengas bonito día. Soy nuevo en esto! Disculpa si estoy medio lento, jaja.

Mauricio dijo...

Maravilloso tu viaje. Se pasó!!
Buenísimas fotos.