viernes, 9 de mayo de 2008

La Ruta de la Cerveza - Russ,Tercera parte

A ver, por donde voy a empezar...

Porque realmente empezar a escribir esta entrada es un poco complicado. Es algo que arriesga una demanda muy grande. Por ahí se rumorea que hay un código secreto que condena a la muerte a quien revele lo que ha ocurrido.

Especimenes de gorras y overoles rojos, se juntan en el bosque y bajo la influencia de un líquido llamado "cerveza" (lo que, por cierto es su estado salvaje) y hacen rituales que nadie se imagina. Las investigaciones aseguran que este comportamiento es herencia de los antiguos invasores de la penínunsula escandinava, y que se han traspasado de generación en degeneración. Como no temo a la muerte y en honor a la verdad e investigación científica, voy a darles a conocer lo que vi con mis propios ojos un día lunes 4 de Mayo del año 2008.

Mi grupo y yo, ibamos en nuestro auto...

...A una celebración que llamaban "La marcha de la cerveza" (ølmarsj). Se trataba de juntarse en el bosque a hacer pruebas y ganarse millones de botellas de cerveza. En mi grupo faltaban un par de niñas, así que completamos el número de participantes con lo que pillamos: tres atletas buenos para las "bromas" y el tipo más ebrio del evento (a éste lo había visto caminando, detenerse de pronto, vomitar, sonarse al aire, y caminar de nuevo) Inscribimos al grupo y nos pasaron una hoja para anotar los puntos que ibamos ganando.

Como que aquí comienza la aventura (uh uh uh uh!)

Primero: En la entrada al bosque habían dos tipos sentados, con un papel en la mano cada uno. Escogimos uno. Era la orden para hacer una pirámide humana, lo más alta posible. Re-chori, sacamos diez puntos, gracias a los atletas (al tipo ebrio tuvimos que amarrarlo a un árbol para que no molestara.)

La segunda prueba tampoco resultó ser tan difícil. Era hacer equilibrio o algo así, mientras tomábamos cerveza. Sacamos diez puntos, lo mismo en la tercera prueba, que consistía en pegarle a un pelota con una raqueta de tenis, al menos 50 veces. La cuarta prueba consistía en coquetear con los jueces. Nos dieron ocho puntos por eso... buuuh.

En la quinta prueba debíamos hacer un coro y cantar una canción. Yo no me sabía ninguna, así que yo tocaba un pito y gritaba derepente "Uho! Uho!". Sacamos ocho puntos con la posibilidad de subir a diez si es que uno de los integrantes tomaba un sorbo de cerveza, se lo pasaba en la boca a otro/a, y éste a otro/a y el último lo tragaba. Ahí estaban, pasándose de boca en boca una cerveza tibia y llena de saliva. Mientras más cerca ponían boca con boca, más posibilidades tenían de ganar... (Por cierto, le dieron 10 puntos al grupo)

La sexta prueba, la inmaculada sexta prueba... Miren, habíamos llegado al borde del lago y había una aglomeración mas o menos importante de gente... Había como un alboroto más o menos por algo que alguien había hecho:

UN TIPO DE HABÍA DADO UN BESO A OTRO EN
-
-
-
-
-
-
el pene

Y todo en honor a la cerveza. ¿Creen que la gente estaba hablando de eso la semana siguiente? increíblemente, no. Todo lo que pasa en este tipo de reuniones, bajo la influencia del alcohol, queda como en un sello de silencio, que nadie quiere recordar después (más bien pareciera que no lo pueden recordar, ja)

Bien, volviendo a lo de la prueba seis, consistía en hacer lo más atrevido que se pudiera. Aquí entra en el juego el tipo borracho de nuevo. Los de mi grupo le hicieron bajarse los pantalones y hacer bailes sobre un tronco... Se veía feliz (Como lo utilizaron al pobre).
Las señoritas de los grupos que venían luego de nosotros, se sacaban todo lo que tenían encima y se quedaban en ropas ligeras (hubo una que se quedó sin nada encima). Se demostraban afecto acariciandose las partes pudendas y pasándose las lenguas de una boca a la otra. Imaginen como quedaron los pobres jueces. A nadie se le hacía nada por sacarse la ropa y besarse con una persona del mismo género.

A pesar de los cerca 14 grados en el ambiente que habían y supongo que 2 grados en el agua, la gente se tiraba al lago a nadar.
Tuve como una imagen mental de Sodoma y Gomorra (quien sabe por qué)

Quedaban un montón de pruebas por hacer, todavía. Y no mucho tiempo ni ganas de andarse sacando la ropa (de todas formas ya habíamos perdido frente a las lesbianidades de las otras) nos amurramos, y nos fuimos.

Tanta distorción, tanta distorción...

4 comentarios:

Snipe dijo...

Me gusta cómo cada parte de este tema se va degenerando cada vez más.

Pareciera que vivís en Orgilandia o algo por el estilo, Afumhue.

Roberto dijo...

Eso fue tan tan... no sé qué fue, pero me dio risa.

desde bergen dijo...

uff...

vamos a tener una seria conversación con mis sobrinos russ entonces, Eso del voto de silencio, yo cre que si se acuerdan, pero hacen como que no.

Päblo dijo...

Jajajaja en fin xD norwegians go wild o algo asi xD Bue, me alegro de q no hayas ganado tu, porq cuando pienso en ese bosque recuerdo una escena de El Perfume xD... en fin, q estes bieeeen